Sugerencias para viajar con tu mascota este verano

Lo más recomendable, si es posible, es ser prevenido y organizar la salida con tiempo. Una mascota tiene necesidades distintas a las de los humanos, por lo que, a la hora de tomar cualquier decisión, debes sospesar si será adecuada para ella. En un verano atípico como el de este año, hay que tener presente, además, que podemos encontrarnos con algunas limitaciones de accesos y alojamiento. Para simplificar las cosas, te ofrecemos algunas recomendaciones de TopperCan, un portal especializado en información canina, que pueden serte útiles.

Documentación en regla

Estamos seguros que no se te ocurriría salir de casa indocumentado, por lo que tu perro -u otra mascota- debe viajar con todas sus credenciales en regla. Si te vas a mover por España, debes acarrear la cartilla sanitaria en la que figuren todas sus vacunas al día; el certificado de buena salud y el microchip identificativo, que en el caso concreto de los canes es imprescindible.

Si tu destino está más allá de nuestras fronteras, no puedes olvidar el pasaporte específico para animales domésticos y la medicación antiparasitaria contra el Echinococcus, los equivalentes a nuestro pasaporte personal y a la vacunación necesaria para viajar al extranjero.

Piensa en él al escoger destino

La mayoría de animales, y en especial los perros, disfrutan sobre todo de las escapadas al aire libre, en plena naturaleza, donde los paseos ofrecen mayores dosis de libertad. Si, en cambio, optas por unas vacaciones de ciudad y tu mascota está acostumbrada a vivir y a moverse en ella, no tendrá ningún problema de adaptación. Piensa, además, que cada vez hay más urbes pet friendly , con espacios, servicios y establecimientos adecuados a sus necesidades –Barcelona, por ejemplo, es una de ellas-.

Anticípate en la reserva de alojamiento

Encontrar un establecimiento en el que te puedas alojar en compañía de tu mascota ya no es un problema. Cada vez son más habituales los apartamentos, hoteles, casas rurales o campings que aceptan a los animales, así como restaurantes y comercios que permitan disfrutar en su compañía.

Este punto es especialmente importante tenerlo en cuenta con antelación. Lo más recomendable es buscar sitio para dormir antes de partir. Este verano, como consecuencia de la pandemia, hay establecimientos que han optado por no abrir sus puertas, por lo que, es preferible evitar problemas innecesarios de última hora.

En el coche

Como los humanos, los perros no pueden desplazarse en automóvil sin un sistema de retención que les permita viajar seguros. Estos deben adaptarse a las características de cada mascota. La Dirección General de Tráfico (DGT) establece que los animales pequeños pueden ir en un trasportín situado en el suelo del automóvil, mientras que en el caso de los de tamaño mediano recomienda el uso de un arnés de doble enganche atado de forma adecuada con un sistema de unión corto. Cuando se trate de perros grandes, sugiere la instalación de una rejilla divisoria en el maletero que los separen de la cabina.

En avión o en tren

Antes de optar por un transporte colectivo, debes revisar la política de aceptación de animales de cada compañía y contactar con ellas ante cualquier duda. Si piensas viajar en avión, ten en cuenta que algunas aerolíneas – como Iberia, Vueling, Air Europa o Lufthansa- son más flexibles que otras por lo que respecta al viaje con mascotas.

X